Palacio del Marqués de Taurisano

De la época en la que trabajé cerca de Nuevos Ministerios siempre me llamó la atención este pequeño palacete con frondoso jardín de la calle Modesto Lafuente, rodeado de altos edificios y protegido por una tapia, cámaras infrarrojas y personal de seguridad que se cuida mucho de que nadie haga fotos (la foto que preside esta entrada es la única que encontraréis en internet del palacio).

No es nada conocido… y no es casualidad. De hecho, si intentas verlo a través de Google Street View verás solamente un gran borrón, ya que está censurado.

¿Y por qué tanto secretismo? Pues al parecer el edificio fue encargado por el Marqués de Taurisano al arquitecto Jesús Carrasco-Muñoz y Encina, uno de los más importantes arquitectos de Madrid y muy desconocido actualmente. Su amplia carrera constituye un reflejo del desarrollo arquitectónico de Madrid de la aquella época: tradicional y moderno a la vez. Autor de edificios tan singulares como el Hotel Victoria en la plaza de Santa Ana, la basílica de Jesús de Medinaceli o la estación eléctrica del Mediodía, recuperada e integrada como sede en Madrid de Caixaforum.

En la web del colegio de arquitectos la definen como “a medio camino entre el neoplateresco y el pintoresquismo regionalista”. Está construida en ladrillo con aleros de madera y cubierta de teja vidriada. Curiosamente en los planos originales estaba planteada al revés, con la torre en la parte derecha.

El secretismo parece estar en que el palacete sigue siendo la residencia de Isabel Castelo la Marquesa viuda, dueña de una de las más importantes compañias de seguros de decesos: Ocaso. Esta señora, que fue cantante de lírica en su juventud y que tuvo que dejarlo por que a su marido no le gustaba, disfruta discretamente de una de las mayores fortunas del país. Como curiosidad en varios sitios he leído referencias hacia su familia como “los más ricos del cementerio”.

Esta empresa tiene su sede en la calle Princesa enfrente del palacio de Liria, residencia en Madrid de los duques de Alba, con quien no debe hacer buenas migas, ya que se le atribuye a la Marquesa la frase “Ellos tienen más títulos, pero el dinero está en esta acera”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *